Voluntariado corporativo, historias de vida

Desde el año 1997, Elías Marimón Fernández se ha desempeñado como líder comunitario en Leticia, una pequeña vereda ubicada a orillas del Canal del Dique, trabajando arduamente para contribuir al desarrollo de su comunidad y propiciar oportunidades de transformación social. 

Elías se define como un hombre guerrero de la vida y disfruta día a día de su labor en la comunidad y su trabajo como agricultor, el cual lleva más de 11 años ejerciendo. Actualmente, es el representante legal de la Asociación de Productores Agropecuarios de Leticia y el Canal del Dique, y junto con los demás asociados están participando del Voluntariado Agricultura Sostenible, una iniciativa que desarrolla Colectivo Traso de la mano de su empresa afiliada Corteva Agriscience y que llega además a la Asociación de Productores Agropecuarios de Turbana (AGROTUR) y Asociación de Pequeños Ganaderos del municipio de Turbana (ASOPEGATUR) . 

Ellos reciben mentorías en diferentes competencias para potenciar su labor, impartidas por un equipo de voluntarios que donan tiempo y conocimientos para lograr grandes impactos en el territorio.  

“Estamos emocionados de participar de este gran proyecto, pues aunque en la Asociación nos hemos venido capacitando en temas agrícolas, no habíamos salido de ese foco. Traso y Corteva nos están brindado formación en temáticas tan importantes para nosotros en este tiempo, cómo son los temas digitales, finanzas y curaduría de productos. Esta oportunidad nos está introduciendo en otras dimensiones de nuestra labor y sentimos que el crecimiento es exponencial”, comenta Elías. 

La Asociación de Productores Agropecuarios de Leticia y el Canal del Dique se creó en el 2019 y agrupa a 30 productores entre agricultores nativos, jóvenes y mujeres cabeza de familia, quienes cultivan el único arroz biofortificado con zinc de Colombia. Elías comenta que ha sido muy significativo ir dando estos pasos en su comunidad, de ir organizando esa labor ancestral y así se puedan generar mayores oportunidades en Leticia, una vereda de aproximadamente 400 habitantes, de gente pujante y con unos espacios naturales y paisajes representativos del caribe colombiano. 

Con toda esa energía positiva que lo caracteriza y esas notables capacidades de liderazgo, Marimón Fernández incentiva día a día a sus compañeros a estudiar y aprovechar cada una de las formaciones que se adelantan desde el voluntariado, sin importar los obstáculos o retos que se presentan en el camino, pues para él, la educación es ese puente que los conectará con el éxito que tanto están buscando para sus negocios.  

“La conectividad y la señal de la telefonía celular es complicada aquí en la vereda y muchas veces las condiciones medioambientales nos limitan para cumplir a cabalidad con todos los compromisos del voluntariado. En este proceso, nos ha tocado reprogramar reuniones porque el internet se cayó, porque se fue la luz, porque la señal no lo permitió. Sin embargo, nada de eso ha impedido recibir las mentorías. Quiero destacar el apoyo gigante de los voluntarios, que sin importar el día o la hora, se han mostrado prestos a cumplir con el propósito de esta iniciativa. Nos motivan y han sido pacientes la verdad, porque nosotros no sabíamos nada por ejemplo de WhatsApp o de Instagram, y de cómo esas redes pueden hacernos vender y llegar a más clientes”, agrega Marimón.   

Elías es un hombre guerrero que encara las situaciones de frente y asume con mucha tranquilidad y paciencia cada uno de los obstáculos que se le presentan en la vida. Así lo ha demostrado en las diferentes situaciones que representan un reto en el marco de esta iniciativa.  

“La satisfacción final cuando se logran los objetivos, te dignifica y te demuestra que todo vale la pena, que los obstáculos son nada, frente a todo lo que uno gana. Hay es que luchar y guerrear y no detenerse”, puntualiza. 

Con 43 años, Marimón se siente muy feliz de explorar el universo tan amplio de las redes sociales y las finanzas, cómo el mismo lo indica, y mejor aún de utilizar todo ese conocimiento completo en temas de negocios.  

“El impacto es demasiado positivo, comento con mi familia y les hago partícipes de lo que estamos aprendiendo y así todos crecemos a la par. Aprender todo esto nos pone en un escalón más alto; la gente se sorprende de lo que estamos haciendo, nuestro lenguaje está cambiando, eso nos está haciendo ver más organizados y las oportunidades están llegando. Estamos muy contentos y queremos seguir aprendiendo más, tenemos las puertas abiertas de par en par para todo el que quiera ayudarnos a crecer y ser mejor”, agregó. 

Casa Grande Caribe: Un llamado a la acción para la transformación  

La iniciativa Casa Grande Caribe está en marcha, reuniendo datos e informes cruciales sobre los desafíos regionales y proponiendo soluciones para forjar un futuro mejor en la Costa Caribe. Este encuentro se enfocó en la infraestructura como motor de desarrollo y cambio social, instando a la acción de todos los sectores.

Read More »
Ir al contenido