Verde Vivo, un compromiso ambiental con el país

Los pasados 23 y 24 de febrero fueron días verdes para Cartagena. Esta ciudad mágica sirvió de sede para el Encuentro Nacional de Verde Vivo y recibió a 31 personas de siete departamentos del país. Durante este evento se socializaron las experiencias de trabajo del año anterior y se hizo la planeación de acciones para este 2017.

Para quienes no lo sabían, Verde Vivo es un proyecto ambiental que busca generar consciencia alrededor del cuidado de los recursos naturales, dirigido especialmente a las instituciones educativas. Actualmente, tiene presencia en 135 colegios del país, siendo Antioquia, Atlántico, Bolívar, Cauca, Córdoba, Sucre y Valle del Cauca los departamentos los departamentos a los que llega con su oferta programática. 

Verde Vivo nace en 2013 con la iniciativa y liderazgo de Fundación Celsia, quien identificó la necesidad de fortalecer los Proyectos Ambientales Escolares (PRAES). Cuenta con el apoyo de importantes organizaciones como Grupo Argos. Empezó a ejecutarse en Antioquia en 2014, siendo Portafolio Verde el encargado de operar el proyecto en ese territorio. En ese mismo año también se implementó en el Valle del Cauca con el acompañamiento de la Corporación Manantial, quien en 2016 extendió su operación al departamento de Cauca. 

En la costa caribe Verde Vivo lleva seis meses, siendo Fundación Mamonal la encargada de llevar al Atlántico, Bolívar, Córdoba y Sucre este proyecto ambiental que busca fortalecer los PRAES en las instituciones, el desarrollo de buenas prácticas y la formación de docentes en sostenibilidad ambiental. El acompañamiento de Verde Vivo a las instituciones educativas tiene una duración de 30 meses.

Gracias a este Primer Encuentro Nacional se compartieron las experiencias que se han vivido en los diferentes territorios a donde este programa ha llegado tiñendo de verde a numerosas comunidades educativas. 

“En las primeras instituciones educativas donde se implementó el proyecto ya se pueden evidenciar buenas prácticas ambientales y comportamientos en los estudiantes frente al cuidado de las cuencas hídricas y demás recursos naturales de su entorno. Verde Vivo ha sido el programa insignia de la Fundación Celsia”, mencionó Andrés Contreras, coordinador nacional de Verde Vivo para el Grupo Celsia. 

Por su parte, para Grupo Argos, apoyar Verde vivo es una gran apuesta por la educación ambiental del país. “Venimos apoyando el proyecto desde 2016, quisimos hacerlo porque es un programa que tiene mucho potencial para llevarlo a todo el país como referente en Educación Ambiental. Este año pensamos ampliar el número de instituciones educativas apoyadas con unas 20 ó 25 más”, aseguró María Camila Villegas, directora de la Fundación Grupo Argos, quien también participó de este Encuentro Nacional.

 

Más voces Verde Vivo

Diana Cuevas

Directora ambiental Fundación Grupo Argos

“La Fundación Grupo Argos tiene como eje la conservación de la biodiversidad y para que esto se dé es necesario comenzar por la educación ambiental de las comunidades y de nuestros sitios de interés. Por eso nos unimos al proyecto Verde Vivo de la Fundación Celsia, que hace parte de nuestra fundación, pues ya mostraba éxito en su trabajo desarrollado y entre todos lo podemos hacer crecer”.

 

Óscar Saavedra

Coordinador de Verde Vivo en Antioquia – Portafolio Verde

“Verde Vivo no se queda solo con estudiantes y docentes, trabaja, además, con padres de familia y vecinos a las sedes educativas. Busca un proceso más amplio para llegar a las comunidades y fortalecer la cultura ambiental y que en los colegios quede la capacidad instalada para que ellos continúen fortaleciéndose cuando acabe el proyecto”.

 

Alex Monsalve

Coordinador de Verde Vivo en Cauca y Valle del Cauca – Corporación Manantial

“La propuesta de Verde Vivo está basada en las interacciones y esto hace que tanto las instituciones públicas se beneficien con los procesos educativos en el orden municipal y que los actores privados también se puedan relacionar con sus grupos de interés. Las sedes educativas y su entorno también se benefician por concretar en acciones lo que se identifica en un diagnóstico, además de la capacidad instalada que les queda”. 

 

Alexander Velazco

Coordinador de Verde Vivo Costa Caribe – Fundación Mamonal

“En muchos de los lugares a los que hemos llegado es evidente la carencia de programas ambientales. Reciben con mucho agrado y entusiasmo el proyecto, se apropian de él. Aunque también hay lugares donde ya hay ejercicios ambientales avanzados e igualmente Verde Vivo es bien recibido por tratarse de un trabajo de día a día, de crear hábito”.