Unidades productivas de reciclaje reciben dotaciones para su fortalecimiento

El apoyo a estas organizaciones de reciclaje se da tras identificar, con el censo de 2016, a los recicladores y las bodegas de la ciudad de Cartagena. Las tres empresas beneficiadas informaron los elementos que necesitaban para mejorar su labor y fue así como Reficar, con el acompañamiento de la Fundación Mamonal, les hizo entrega de las dotaciones. 

Más que un fin económico, estas unidades de aprovechamiento actúan bajo una conciencia ambiental. Tecmacar, por ejemplo, no compra reciclaje, sino que capacita a la comunidad y a las instituciones educativas que les proveen esos recursos sobre cómo separar los materiales. 

Recycle, save your world, una organización de jóvenes emprendedores y comprometidos con el planeta, tampoco se limita al reciclaje como negocio, así lo manifestó Leidy Blanco Palencia, una de sus líderes: “Tratamos de abarcar todo lo que es en pro del ambiente, como la reforestación y el abono que se hace con los desperdicios. Estamos tratando no solo de reciclar, sino también de reutilizar”. Leidy también expresó sentirse muy satisfecha con la dotación, pues dice que los beneficia en la parte de uniformidad por organización y presentación, además que los extintores y elementos de protección personal les dan mayor seguridad. “La báscula y todo lo recibido es un requisito y una necesidad para seguir conformándonos como empresa”, puntualizó. 

Por su parte, Gabriel Pérez, líder de Ambiente y Gestión del Riesgo de la Fundación Mamonal manifestó que con estas acciones se busca articular las prácticas ambientales que se adelantan en los colegios y comunidades donde la Fundación viene adelantando proyectos como. “Estos proyectos van de la mano del PGIRS de la ciudad y se busca que con la implementación del mismo se fortalezca y se dignifique la labor del reciclador en Cartagena”, dijo Pérez Peña. 

Diana Muñoz Silvera, representante de la Chatarrería Hermanos Muñoz, también expresó su satisfacción por la dotación recibida. “Me siento feliz. Nos hacía falta una báscula y todos los elementos que nos dieron, eso nos apoya en seguir creciendo. Soy madre cabeza de hogar, estoy sacando a mis hijos adelante y estoy muy agradecida, porque es una ayuda que realmente necesitábamos”, concluyó Diana.