Tres claves para la superación de la desigualdad urbana en Cartagena

Inequidad en la distribución espacial de bienes y servicios en la ciudad, a eso se refiere el término “desigualdad urbana”, se trata, según el Banco Mundial, de inequidades espaciales que son consecuencia natural de la desigualdad, principalmente de los ingresos laborales, entre los hogares.  

Daniel Toro, economista y vicerrector de la Universidad Tecnológica de Bolívar, nos habla de la situación en Cartagena y de esas herramientas claves para lograr contrarrestar este fenómeno y favorecer el desarrollo socioeconómico de las comunidades. Además, nos explica el papel de la empresa y del Estado en este reto de ciudad.  

¿Cuáles pueden ser ejemplos de desigualdad urbana y cómo afectan al territorio? 

Los ejemplos de desigualdad urbana han sido claramente identificados aquí en Cartagena, Ayala y Meisel hacen una descripción detallada de cómo la ciudad, a pesar del auge económico, evidencia una distribución espacial segregada y excluyente que favorece la existencia de trampas de pobreza. Los autores construyeron un indicador de exclusión social que permite identificar que Cartagena ocupa el primer lugar entre las trece principales ciudades del país. Este resultado refleja la necesidad de diseñar políticas que permitan que la ciudad reduzca la exclusión social.  

Respecto al efecto que puede tener la desigualdad urbana en el territorio, Ayala y Meisel proveen estimaciones de la vulnerabilidad socioeconómica en los diferentes barrios de Cartagena, reflejando que la mayor debilidad se encuentra en los que rodean la Ciénaga de la Virgen. En estos lugares, gran parte de la población es de bajos ingresos, en su mayoría afrodescendiente, con bajo nivel educativo y condiciones de vida desfavorables. 

De acuerdo con Galvis y Meisel, “los niveles de persistencia en la pobreza a menudo están asociados a los efectos de vecindario. Estos efectos crean trampas de pobreza que no les permiten a las zonas rezagadas avanzar hacia una senda de desarrollo económico sostenido” y “esa es una de las razones por las cuales las desigualdades territoriales se vuelven persistentes, convirtiéndose en un equilibrio perverso”. Por ello, los investigadores recomiendan el diseño e implementación de políticas públicas focalizadas para lograr un desarrollo socio-económico equilibrado. 

 

¿Cómo incide la desigualdad urbana en nuestro progreso como individuos o como sociedad?  

Se ha demostrado en múltiples estudios internacionales y nacionales que el crimen y la violencia tienden a concentrarse en los barrios de menores ingresos. Esta relación, que para el caso de Cartagena muestra una correlación del 89%, evidencia las trampas de pobreza en las que están atrapadas miles de personas. Estas asociaciones con la inequidad espacial en los ingresos también pueden ser evidenciadas en variables como el embarazo adolescente, el nivel educativo y muchas otras relacionadas con la calidad de vida. Como sociedad cargamos los costos de la inequidad. Un joven que muere en edad temprana por una riña callejera, significa un costo social enorme. 

¿Cómo superar la desigualdad urbana?   

Por la naturaleza multidimensional del problema existen diversas formas de contrarrestar las terribles consecuencias de la desigualdad urbana y la segregación espacial. Sin embargo, señalaré especialmente tres. Primero, el diseño y la implementación de políticas focalizadas que amplíen las oportunidades de participación laboral, social, cultural y deportiva en zonas en las que hay alta concentración de familias de bajos ingresos. Segundo, acceso a transporte público que permita la conectividad y el disfrute de la ciudad, y tercero, educación de calidad.   

Es necesario seguir trabajando por transformar los aspectos que tienen mayor incidencia en la exclusión y la inequidad. La apuesta del Colectivo Traso por incidir en la educación es fundamental. La educación de alta calidad tiene un poder transformador que ayuda a los hogares a romper los círculos de pobreza.  

¿Cuál es el papel de la empresa, el Estado y la ciudadanía en la superación de este tipo de desigualdad? 

Por parte de las empresas, ser más competitivas generando oportunidades laborales y fortaleciendo sus programas de Responsabilidad Social Empresarial. Por parte del Estado, incrementar la oferta de bienes y servicios públicos que fortalezcan el tejido social, la participación y el disfrute de la ciudad, junto con una oferta educativa de mayor cobertura y de alta calidad. Por parte de la ciudadanía, participando activamente en las decisiones que como sociedad nos permitirán superar las barreras al desarrollo incluyente y sostenible. La participación democrática y el liderazgo ciudadano son claves para impulsar procesos de transformación social.  

Listas obras del renovado Biblioparque de San Francisco

Un conato de incendio en diciembre del 2020 dejó en malas condiciones este sitio de encuentro para la comunidad, SACSA y Traso, con el apoyo del IPCC, realizaron las intervenciones y próximamente entregarán a la comunidad un sitio renovado para el disfrute de San Francisco.

Read More »