Trabajando por la gestión del riesgo

Uno de los temas por los que ha trabajado desde su creación la Fundación Mamonal ha sido la gestión del riesgo, y de ello dan cuenta los importantes logros que en esta materia se han alcanzado a lo largo de estos primeros 40 años de trabajo, gracias al apoyo y los aportes de las empresas afiliadas y aliadas.

 

Precisamente este año, la Fundación Mamonal firmó un convenio con la Alcaldía Mayor de Cartagena, a través de la Oficina Distrital para la Gestión de Riesgo y Desastres de la Secretaria del Interior y Convivencia ciudadana, con el cual estas entidades han buscado fortalecer la gestión del riesgo en la ciudad.

 

Es por esto que en esta edición de nuestro boletín de noticias les traemos una entrevista con Laura Marcela Mendoza Bernett, abogada, especialista en Derecho procesal – probatorio, y quien ha estado al frente de la Oficina Distrital para la Gestión de Riesgo y Desastres durante los últimos catorce meses. Esto nos contó de lo que ha sido su trabajo al frente de esta cartera y de manera general sobre la gestión del riesgo en Cartagena. 

 

¿Como ve la participación del sector industrial en la gestión del riesgo en la ciudad?

“El sector industrial en la gestión del riesgo en la ciudad ha sido demasiado importante, teniendo en cuenta que se ha convertido en un aliado estratégico para fortalecer los procesos de conocimiento del riesgo y reducción del riesgo, por medio de las capacitaciones en el Sistema de Comando Incidentes, práctica de ejercicios de simulacro de situaciones de emergencia, entre otros, que han fortalecido la capacidad de respuesta y la organización en la administración de emergencias, a las entidades que conforman el Consejo Distrital de Gestión del Riesgo. 

 

Además del importante acercamiento de este sector por medio de la alianza ANDI – Fundación Mamonal, que le permiten al Distrito conocer a los encargados de la atención de emergencias en ese importante sector de la ciudad, además de sus planes de contingencia, que permiten una mayor articulación y optimización en la atención de incidentes.

 

Otro importante logro de los muchos que podríamos contar, pero que aprovecho para resaltar, es el resultado del gran apoyo en la conformación, dotación y mantenimiento de los Comités Comunitarios de Emergencia, quienes son la base del Sistema Local de Gestión del Riesgo, y que ha permitido ir creando la cultura de la responsabilidad del trinomio perfecto Estado, Empresa y Comunidad, construyendo comunidades menos vulnerables y más resilientes”.

 

¿Cuál crees que es el reto del sector a corto, mediano y largo plazo en la gestión del riesgo en la ciudad?

“A corto plazo, es deber del sector ampliar la participación en la gestión del riesgo, fuera de la malla de la empresa, unirse a ese grupo de empresarios, que entendieron la responsabilidad social y legal de la gestión del riesgo, porque sabemos que son muchos los que han mirado la importancia de la gestión del riesgo, pero sí falta que sean muchos o todos apuntándole a este tema.

 

A mediano plazo, el reto es ser parte fundamental y socio constructor de la planificación de los procesos de gestión del riesgo en la ciudad, es decir participar de manera activa en el conocimiento, reducción del riesgo y el manejo de los desastres, acompañar todas las acciones que se realicen desde el Consejo Distrital de Gestión del Riesgo.

 

A largo plazo, veo al sector apostando en diferentes ejes a la gestión del riesgo, y asignando un programa o proyecto específico a este tema, porque hoy lo vemos como un tema de responsabilidad social, y es verdad, pero este tema va más allá, es un tema de responsabilidad de ley y sobre este es una responsabilidad de vida”.

 

¿Qué significa el proyecto Combas para la Unidad?

“Más que significar algo, el proyecto Combas para la Unidad solo tiene un significado y es orgullo, orgullo de ver a personas de la comunidad, sin ningún tipo de interés, empoderadas del tema de la gestión del riesgo, del manejo, y de la alianza que permite tener la información de primera mano de los incidentes o emergencias que se presenten en el Distrito de Cartagena. Como lo dije antes, son la representación del Sistema de Gestión del Riesgo en cada uno de los barrios donde existen nuestros mayores aliados, los Combas. Son de lo que nos sentimos orgullosos, es a lo que debemos enfocarnos, en la educación y preparación de la comunidad en el tema de gestión del riesgo, creando una cultura de preservación y amigabilidad con el medio ambiente, de interlocución de los actores de la gestión del riesgo, y como lo dije antes la gestión comunitaria del riesgo, es el pilar fundamental de una buena gestión del riesgo con enfoque local”.

 

¿Cuál consideras es el balance del convenio que se adelanta con Fundación Mamonal?

“El balance es muy positivo para la ciudad, ya que con este convenio logramos crear 8 nuevos grupos en los barrios de Villa Rosita, Villa Estrella, Torices, La Esperanza, San José de los Campanos, Olaya Herrera sector 11 de Noviembre, Ciudad del Bicentenario y Villas de Aranjuez, fortaleciendo de esta manera la gran de red de Combas con la que ya contamos. Gracias a este esfuerzo Cartagena le apunta a reducir la vulnerabilidad de sus comunidades mediante el conocimiento y la reducción del riesgo desde el nivel más primario en la gestión del riesgo, la comunidad”.