Ruta de innovación, ¡creatividad sin límites!

Luego de presentar sus proyectos innovadores a finales de 2018, estudiantes de las instituciones educativas Madre Gabriela de San Martín y Ambientalista de Cartagena, siguen en este 2019 fortaleciendo y desarrollando sus conocimientos e iniciativas.

Recientemente, participaron de una ruta de la innovación donde aprendieron todo lo relacionado con procesos de producción y conocieron aspectos claves del uso del plástico, visitando las instalaciones de Cedesarrollo Comfenalco y Esenttia, respectivamente. Es precisamente Esenttia, la empresa que ha hecho posible consolidar esta estrategia por la innovación y el cuidado del ambiente.

Lady Laura Rojas Rivera es una de las estudiantes de la Institución Educativa Madre Gabriela de San Martín que junto con sus compañeros siguió la ruta de la innovación, que contó con la participación de voluntarios de Essentia, Cotecmar, Cedesarrollo Comfenalco y Fundación Mamonal.

Junto a un gran equipo, en el que estuvieron tanto estudiantes como voluntarios, hicieron posible que el proyecto de boyas purificadoras de agua se hiciera realidad. “Este ha sido un proceso excelente que nos ha dejado a todos una enseñanza. Hemos aprendido cómo es Esenttia, por ejemplo. En nuestro proyecto se hicieron boyas purificadoras, son como bolas que flotan en el agua, tienen raíces como las plantas normales y limpian completamente el agua. Nosotros dimos la idea y Essentia nos ayudó a construirla”, manifestó Lady.

Por su parte, José Rafael Rivera de la Institución Educativa Ambientalista de Cartagena de Indias, también cumplió el sueño que tenía junto a sus compañeros, de materializar un semáforo medidor de decibeles de ruido. “Nuestro proyecto ayuda a prevenir la contaminación auditiva. Lo hicimos gracias al apoyo de Essentia y Fundación Mamonal. Estamos muy agradecidos, esto nos ayuda a aprender mucho, pues hay cosas que no sabía. Estuve esperando mucho este recorrido”, aseguró José Rafael.

El apoyo de directivos, docentes y padres de familia de las instituciones educativas fue fundamental durante el proceso. Ellos también hicieron parte de la ruta y destacaron las habilidades de los jóvenes. “Se está trabajando por el ambiente mediante la innovación. Se está dando a conocer que el plástico no es tan malo como se dice, sino que se le está dando un mal uso. Nuestra labor ha sido la de concentrar esas ideas que tienen los niños, que se caracterizan por ser frescas y actuales. Tratamos de aterrizarlas un poco y lograr que el proyecto que idearon se convierta en algo funcional. La ruta de la innovación es un abrebocas de lo que se viene este año”, mencionó Winder Lambis, voluntario de Esenttia.

“Toda esta experiencia ha sido maravillosa y muy enriquecedora. Nosotros nos perfilamos como institución pionera en temas ambientales. Esto sin duda nos exige cada día más. Hemos conocido el manejo adecuado del plástico. Esenttia ha sido clave en este y muchos otros temas. El proceso contribuye a que los jóvenes puedan soñar, algunos se han perfilado hacia carreras como la ingeniería ambiental. Indudablemente, el acompañamiento de Esenttia tiene mucho que ver”, aseguró Leonora De Ávila Conde, coordinadora Académica de la Institución Educativa Ambientalista de Cartagena.

Los padres de familia de ambas instituciones coinciden en que la ruta estimula el crecimiento de los jóvenes en muchos aspectos, hacen relaciones importantes y se impulsa la exploración vocacional. Se mostraron optimistas y emocionados con la labor de Esenttia, Cotecmar y Cedesarrollo Comfenalco no solo por los proyectos que se han presentado sino también por los que se pueden presentar en adelante.