Olimpiadas del Saber, construyendo conocimiento

Las Olimpiadas del Saber “Rally Innoamigos de la Ciencia y la Tecnología”, que se realizaron en la IE Roberto Botero Morales de la comunidad de Arroyohondo, hacen parte de una propuesta educativa que estimula el interés de los estudiantes de la Escuela de Danza y Música en las diferentes áreas académicas, mediante pruebas creativas y competitivas de conocimiento.

Esta escuela es posible gracias a los aportes de la empresa Argos y en ella participan 150 niños y niñas de este municipio bolivarense.

Con ejercicios de calentamiento y aeróbicos previos, las Olimpiadas tuvieron un espacio para la conformación de los equipos que desarrollarían las pruebas de conocimiento. La jornada contó con la participación de voluntarios de Argos y Fundación Mamonal, y estuvo orientada metodológicamente por la Corporación para el Desarrollo de la Productividad y la Innovación – Idei Factory.

          

“La actividad, además de permitir que los niños se divirtieran, generó trabajo en equipo, conocimiento, desarrollo de diferentes habilidades que les permitan desempeñarse en todos los ámbitos de su vida. Como voluntaria fue un tiempo para compartir con los niños. Con la Escuela de Danza y Música buscamos, además de formarlos en esas dos líneas, que podamos ver reflejado el componente educativo en sus resultados académicos”, comentó Sandra Velasco Garcés, Líder de Relación con Comunidades de la empresa Argos y quien además asistió como voluntaria a la actividad.

              

Los padres de familia también fueron testigos de todas las competencias educativas que desarrollaron sus hijos con estas actividades. “Estas olimpiadas me han parecido muy buenas, porque los niños se han divertido, tienen en que ocupar la mente, desarrollar la creatividad, yo veo a mis hijos motivados para seguir adelante, planeando un futuro y eso es algo muy bueno”, comentó Ana Elvira Hernández Badillo, madre de familia de 2 niñas que cursan 6to y 4to grado en la Institución Educativa Roberto Botero Morales y que hacen parte de la Escuela de Danza y Música, en Arroyohondo.

Lo que más destacamos es la alegría y el entusiasmo de los niños y niñas que participaron de estas Olimpiadas del Saber. Fue, sin duda, un espacio de diversión y conocimiento significativo para ellos. “Todas las actividades me gustaron mucho, pero en especial la del ‘laberinto ciego’, me recreé y disfruté. Quiero que estas actividades se repitan”, contó con dulzura María José Ariza Iriarte, de 8 años de edad y estudiante de 3º de primaria en la Institución.