Niños y niñas de la IE Salim Bechara sede Albornoz disfrutan mejores ambientes de aprendizaje

 

La alegría de los niños y niñas de la IE Salim Bechara es la mejor recompensa para todos aquellos que hicieron posible esta iniciativa en la que no solo se mejoraron los ambientes de aprendizaje sino que además la Institución Educativa tuvo un acompañamiento gracias un programa de mentorías. Esta iniciativa fue posible con el decidido apoyo de la Refinería de Cartagena, que en alianza con la Fundación Mamonal, adelantó el programa de voluntariado corporativo que hoy está arrojando estos frutos.

 

“Esta inversión es parte del compromiso que tiene la Refinería de Cartagena con su entorno. Para nosotros la educación es la herramienta más efectiva para reducir la brecha que tiene la sociedad cartagenera. Necesitamos empoderar a maestros, mejorar las aulas, los entornos de aprendizaje para que los niños y niñas que están en estas instituciones educativas tengan más oportunidades y puedan mejorar sus capacidades”, aseguró Harvey Rodriguez, director de Responsabilidad Social Empresarial de la Refinería de Cartagena, quien agregó que, aunque el cambio físico de las instalaciones es lo más visible, el resultado no hubiera sido posible sin la participación y el compromiso de los 34 voluntarios de esta empresa que dedicaron 267 horas de su tiempo en el acompañamiento para el fortalecimiento institucional de esta escuela. “Estamos construyendo capital social. Aquí hay corazón, cuerpo y alma para sacar esta comunidad adelante”, puntualizó Rodríguez Sanders.

 

El proyecto tuvo una inversión de 165 millones de pesos realizada por la Refinería de Cartagena y está haciendo posible que 357 alumnos de la IE Salim Bechara sede Albornoz y sus docentes, disfruten ahora de una renovada infraestructura y hayan mejorado su capacidad operacional. Los ambientes de aprendizaje mejorados incluyeron la sala de profesores – biblioteca, salones y oficina de Coordinación, además de realizar pintura interna a todo el colegio, dotación de mobiliario para docentes y mobiliario para almacenamiento de libros en los salones.

 

                                                                                             

                 

                                                                                      

 

“Esta alianza entre la Refinería de Cartagena y Fundación Mamonal ha hecho posible que nuestra Institución Educativa cambiara completamente su infraestructura. El ambiente es idóneo, incluso los colores que se usaron permiten que los estudiantes tengan un mejor ambiente de aprendizaje, influyen mucho en la tranquilidad de los estudiantes. Se cumplió la proyección, tuvimos que pedir ampliación porque nos pasamos de cupos. Con buenas alianzas, todo es posible”, manifestó Adalberto Aranza, rector de la IE Salim Bechara sede Albornoz.

                                                                                                                           

“Para la Secretaria de Educación estas obras de restauración representan que los niños disfruten de la escuela de sus sueños. La Refinería de Cartagena y Fundación Mamonal son aliados importantes para el sector educativo en Cartagena y nos anima sentir que los aliados están unidos para fortalecer los ambientes educativos del Distrito de Cartagena. Nuestras escuelas necesitan acompañamiento”, anotó Cecilia Morales,- directora de Calidad Educativa  de la Secretaría de Educación Distrital.

 

A partir de estas iniciativas, la Refinería de Cartagena y la Fundación Mamonal priorizan 4 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Estos ODS son: Salud y bienestar, educación de calidad, Ciudades y comunidades sostenibles y Alianzas para lograr los objetivos.