Combas: Listos para afrontar grandes emergencias

La reciente emergencia vivida en el sector industrial de Mamonal, con el incendio que se generó en dos de las bodegas de Parquiamérica, sirvió para demostrar la capacidad de respuesta, coordinación y preparación que tienen los Comités Comunitarios de Emergencias (Combas), específicamente los pertenecientes a las comunidades de Membrillal y Policarpa, quienes esa noche pusieron a prueba los conocimientos adquiridos en todo el tiempo que tienen de estar conformados.

“Fueron casi 60 personas de estos dos Combas los que esa noche atendieron la emergencia. Llegaron a la zona y comenzaron a actuar. Dirigieron el tráfico, evitaron la aglomeración de curiosos y fueron un soporte vital para los organismos de socorro que trataban de controlar las llamas. No en vano podemos decir que el nivel de respuesta de los Combas formados en Cartagena está en un excelente nivel y que son un apoyo fundamental a la hora de enfrentar situaciones de riesgo”, asegura Gabriel Pérez Peña, Líder de Gestión del Riesgo y Medio Ambiente de la Fundación Mamonal.

La conformación de los Combas, como parte de la estructura de las Juntas de Acción Comunal, ha redundado en un importante beneficio para los 39 barrios, corregimientos y veredas de Cartagena que cuentan con ellos, y de los que actualmente hacen parte más de mil personas.

“Este es un proyecto que nació como iniciativa de la Fundación Mamonal en el año 1996, pero es desde hace 3 años que logramos que los Combas fueran catalogados como grupos comunitarios de base. El proyecto de fortalecimiento que hemos adelantado, gracias a los aportes de empresas como Ecopetrol, Reficar, Sacsa, Emgesa, Argos, Abocol y Termocandelaria, permitió en el último año la entrega de dotaciones a organismos de socorro de Cartagena, Turbaco, Turbana y Arjona; la realización de simulacros comunitarios y escolares, actualización de los manuales Apell, actualización de planes escolares de emergencias, la participación de los miembros de los Combas en talleres de formación en temas de riesgo tecnológico, talleres sobre la Ley 1523 de 2012, entre otras actividades”, agregó Pérez Peña.

Mantener una estructura administrativa acorde a lo establecido por la ley, representación permanente en los Consejos Municipales y Departamentales de Gestión del Riesgo, el fortalecimiento de la estructura comunal donde se ubica cada grupo, la participación permanente en el Comité de Seguridad y Salud en el Trabajo y el Comité Ambiental de la Seccional Bolívar de ANDI y la priorización en el Plan 4C, como proyecto base para la adaptación al cambio climático, son otros de los logros de los Combas.

Opiniones

“Tener un Combas en la comunidad le ha traído muchos beneficios a Barú. Apoyamos en diferentes temas, pues además de que estamos permanentemente haciendo campañas y previniendo las emergencias, la gente nos tiene en cuenta para otros temas como son salud, orden en los eventos, hemos podido solucionar dificultades pues incluso muchos nos ven como autoridad”, dice Mariela Zúñiga Barrios, de 53 años y quien lleva 8 años de trabajo en el Combas de Barú.

“Somos reconocidos como un comité de prevención y el tener contacto directo con los cuerpos de socorro, eso nos da tranquilidad. Hacemos campañas preventivas de casa en casa, hemos trabajado mucho en lo relacionado con las instalaciones eléctricas, el correcto uso de los cilindros de gas, y además estamos atentos a que la gente amarre bien los techos para evitar emergencias en tiempos en los que hay vendavales”, dice Ana Díaz Martínez, de 60 años, y quien completa 4 años en el Combas de Punta Arena.